Desde Bretonia con Amor o crónicas Giliputienses

Ir abajo

Desde Bretonia con Amor o crónicas Giliputienses

Mensaje  Abolafia el Lun 10 Dic 2018, 15:43

En mitad de Bretonia,haciendo esquina si miras para arriba podrás ver el Condado de Gilipó. Famoso en el mundo entero por sus tortitas de queso de cabra y crema.

No importa que no lo conozcas ahora mismo, porque los giliputienses encabezados por su Conde han decidido que quieren llegar a tener fama mundial y lanzar sus increíbles tortitas por todo el viejo mundo.

Tras intentar sin éxito crear ciertos reclamos publicitarios como la montaña orca más grande imperio o lanzar al varón de monchausen a la luna en catapulta (por quinta vez) han decidido cambiar a una estrategia menos arriesgada como la de fundar un equipo de blood bowl.

Sinceramente no es mala idea, podrán pasear sus anuncios por todo lo ancho y largo del viejo mundo por no mucho más gasto que contratar medio centenar del albañiles orcos. Pero sin embargo lo realmente difícil es encontrar jugadores.

La plebe fue fácil. ..no tienen derechos y hacen lo que ordena el Conde o sino garrote vil.

Pero haber quien era el guapo que convencía a 4 arrogantes nobles vecinos de jugar a ese juego por el que te tienes que manchar la ropa!!! Y aún más,  las manos!!! Ya que los propios hijos del Conde no podían jugar por pequeñas taras debidas a la consaguineidad de sus padres. Detalles sin importancia...vamos rumores hemofílicos con los que era mejor no jugarse la descendencia al hacerse una brecha en mitad del campo.
avatar
Abolafia

Rango :



Mensajes : 876
Fecha de inscripción : 21/12/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Sir Arreston

Mensaje  Abolafia el Lun 10 Dic 2018, 16:01

Sir Arreston aún no se viste solo, pero estuvo en la campaña contra los condes vampiro junto a todos sus hermanos.

La sangre se bombea fuerte cuando le ponen su jubón engarzado con joyas y decorado con su escudo nobiliario. Pero es época de paz y pese a su altura se siente pequeño. Temprano sale a correr con el resto de la gleba y hace los entrenamientos antes de ducharse con agua fría. Después monta a caballo para cazar. La teoría no fue lo suyo y no se acompaña ni de ingenieros ni de matemáticos, ni mucho menos de filósofos ni poetas.

Llegó una caravana de oriente, con un único pasajero que se apeó apenado de no poder continuar disfrutar de su pipa y del traqueteo del camino. El viejo lucía bigote y un deslucido traje de colores. Se quitó el polvo como pudo y se dispuso a saludar. Se esperaría una cálida bienvenida pero los soldados no lo querían. El blood bowl no era popular en estas tierras y los nobles lo creían vulgar.

Sin castillo y en medio de un lodazal Sir Arreston había construido un campo escavando gran parte del gradería y del campo en una colina. Creando fácilmente y sin apenas unas cuentas de muertes el campo más grande de Bretonia y el menos glamuroso.

Pero al forastero todo aquello le gustaba. En ese momento entrenaban pases. Se puso en una punta y lanzó al otro extremo. Sin aplausos.

El sire bajó al campo enfundado en su armadura. El bigotudo recogió un balón y se lo estampó en el pecho. Cayendo el gigante patas arriba en mitad del barro. Sin aplausos tampoco.

-Quítese la armadura.

Empezando por el casco. Se paró.

-puede quedarse con el casco...

- Quiero lanzarla como usted...
Y no lo hizo esperar, una vez desarmado le lanzó el balón a las manos, acabando el balón a trompicones en el barro.

- Mañana clases de recoger la pelota y ahora indíquenme dónde me hospedo .

El noble siguió resbalándose en el barro y rompiendo huesos entre sus subordinados.
avatar
Abolafia

Rango :



Mensajes : 876
Fecha de inscripción : 21/12/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El Sire Yon Ander

Mensaje  Abolafia el Dom 16 Dic 2018, 22:52

Trandruil ya era viejo según los cánones humanos pero se mantenía fuerte y lozano. Después de muchas temporadas  jugando en diversos equipos acabó formando el suyo propio y llevàndolo al liderazgo de la primera temporada de la TBL. Pero tras acabar la temporada se esfumó con todo el premio a Bretonia a vivir del cuento.

Y acabado el dinero empiezan los problemas, solo era conocido en las tabernas y en las casas de mujeres alegres. Sin embargo como tenía que seguir comiendo, buscó un campo de blood bowl y se encontró con un montón de patanes metidos en el barro.

En mitad se plantó con un balón en las manos y tras lanzar un pase lo contrataron. Y así comenzó la temporada como entrenador de Derecho de Pernada. Curioso nombre para un equipo que trataremos otro día.

El propietario del equipo era un noble Bretoniano podrido en dinero que para bien o para mal conocía la fama del famoso lanzador humano de los Arruinados que huyó llevándose el trofeo de su liga. El sire Yon Ander no era educado, hablaba con comida en la boca, ni elegante, se limpiaba las grasientas manos en la ropa, ni siquiera agradable, tras eructar siempre se tocaba los genitales.

Pues este gran señor poseía tal riqueza que asqueado de no saberse en que malgastar el dinero decidió invertir en un equipo de blood bowl para no escuchar más a los campesinos que querían vender sus quesos por todo el Imperio.
avatar
Abolafia

Rango :



Mensajes : 876
Fecha de inscripción : 21/12/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Primer partido de la campus 17 contra enanos

Mensaje  Abolafia el Dom 16 Dic 2018, 23:43

Saltaron al campo los enanos y los bretonianos estaban ún atándose las botas. Y no salieron hasta que sir Arreston salió del retrete llevándose consigo toda la peste detrás.

Y fue pitar y empezar las ostias. Había balón, sí, pero eso no importaba la cosa era hacer hueco. Y no sabéis lo difícil que es hacer un agujero en el pecho de un enano. P
El entrador al principio maldecía la suerte que tocarán de primer partido y después de lo tontos que eran sus jugadores por seguir chocando se contra las armaduras enanas. Los plebeyos salían contentos con la boca llena de sangre, felices por no haber recibido ningún ensayo en la primera parte. Y de estar vivos...aún.

Se estaba comiendo la gorra de pura rabia cuando decidieron ponerse a jugar. El público ya había disfrutado de un gran partido sangriento de estreno de su equipo local bretoniano pero cuando cogieron el balón ya fue el acabose. La plebe creía que que le zurraran la badana a su equipo era lo normal y que para eso habían pagado por lo que cogieran el balón y se dedicaran a intentar llevarlo al otro lado era aburrido. Habían sido obligados a asistir y al menos querían que le dieran una paliza a algún noble familia del Conde (que lo eran todos...ya sabéis la cobsaguineidad propia de las altas castas)
avatar
Abolafia

Rango :



Mensajes : 876
Fecha de inscripción : 21/12/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Desde Bretonia con Amor o crónicas Giliputienses

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.